Inicio Sociedades Gastronómicas

Historia

La Sociedad Popular se extiende en Navarra

Ohiko elkarteak ez ezik, Iruñan badaude "Peñas de mozos" deritzotenak, hainbat jarduera sustatzen dutenak

Una línea general a todas las Sociedades navarras, como lo es a las restantes del País, supone su apertura paulatina a las mujeres.

Como una demostración de que las Sociedades Populares entroncan con el ser íntimo de lo vasco, tenemos el caso de NAVARRA. Mientras que las Sociedades son muy numerosas en las zonas euskaldunes, a medida que avanzamos hacia el Sur van haciéndose más escasas y sus reglamentos señalan como prioritarias otras actividades por encima de la gastronomía. Las del Baztan, Cinco Villas y Sakana-Barranka son las que más se acercan al modelo popular que exportó Donostia, contándose por encima de la treintena. En el extremo opuesto se encuentran los valles de Ronkal, Salazar y Sangüesa, con cinco Sociedades en total. Tafalla, con solo 11.000 habitantes, tiene 17 Sociedades, y a pesar de que el pueblo es en su inmensa mayoría castellanoparlante, llevan, salvo en cuatro casos, nombres euskaldunes: Eskal, Mutilzarrak, Zubiartean, Atari Berri, Kandaraitz, Larrain, Turranbal, Alkartasuna, Ordoitz...

En Pamplona, además de las Sociedades tradicionales, hay otro tipo no específicamente gastronómicas pero que no descuidan esta faceta, sobre todo en Sanfermines. Son las Peñas de mozos. Todas cuentan con locales propios y a lo largo del año se ocupan de actividades culturales, deportivas y recreativas, intercaladas con cenas para no perder la costumbre a la buena mesa.

Una línea general a todas las Sociedades navarras, como lo es a las restantes del País, supone su apertura paulatina a las mujeres. En las antiguas, se va cambiando el reglamento. En las de nueva creación se les autoriza expresamente desde el principio.

<< volver
Patrocinan:
ICAN Navarra
Casa de las Labores
Leche Gurea de Kaiku
Cafés Aitona