Inicio Sociedades Gastronómicas

Noticias

Engorro para bañistas, manjar para 'gourmets'

Las medusas, esos molestos organismos marinos que pueblan nuestras costas, tienen muchas propiedades nutritivas y diversos usos en la gastronomía. Es un producto muy utilizado en las cocinas de Asia

Cada verano, quien más quien menos pasa por el trance de sentir la picadura de una medusa. Este año, la carabela portuguesa se ha encargado de fastidiar el remojo a más de un bañista en nuestras costas. Pero hay gente que prefiere dar la vuelta a la situación y pasar a la acción, siendo él el encargado de hincar el diente a este ser marino.

¿Medusas en ensalada? De entrada, suena raro... pero en otras culturas gastronómicas el uso de estos seres es muy común. En Asia, por ejemplo, su utilización está muy extendida. Lo más común es deshidratarla para poderla conservar, y luego tenerla en remojo como hacemos, por ejemplo, con el bacalao.

Carabela Portuguesa
Carabela Portuguesa
Aquí, en nuestros restaurantes, la medusa ha entrado a través de los restaurantes asiáticos, sobre todo chinos. En Bilbao, por ejemplo, el restaurante La Casa de Bambú ofrece ensalada de medusa. Tras ponerla a remojo, limpiarla y quitarle las partes sobrantes (piel...), la medusa se corta en trozos muy pequeños, y se mezcla con setas y diversas salsas y especias orientales. Para terminar, los cocineros de este restaurante coronan la ensalada con una salsa de puerros. El resultado lo definen como un plato de textura gelatinosa y sabor intenso. Además, añaden que aporta yodo.

Pero no solo en los restaurantes chinos utilizan la medusa. Recogiendo esa influencia, chefs de primer nivel como Carme Ruscalleda (cinco estrellas Michelin: tres para su restaurante barcelonés y dos por el de Tokio) ya la utilizan en sus fogones, y Fernando Canales también la utiliza en Etxanobe.

En el restaurante bilbaíno, merecedor de una estrella Michelin, lo sirven como aperitivo, momento de la comida que utilizan para sorprender al comensal. El proceso comienza con 12 horas de desalado de la pieza, tras lo cual la escaldan y, finalmente, la marinan con una mezcla de aceite, soja y jengibre.

<< volver
Patrocinan:
Leche Gurea de Kaiku
Casa de las Labores
Cafés Aitona
ICAN Navarra