Inicio Sociedades Gastronómicas

La Zurriola

La Zurriola

La guerra europea supuso el momento álgido de la llamada "belle epoque". Huyendo de la catástrofe que asolaba Europa una riada de dinero llegó a San Sebastián. El comercio donostiarra llegó a una capacidad de oferta sin precedentes. Los mejores y más caros espectáculos se ofrecían en sus teatros. Cada noche, grandes fortunas amasadas con la venta de pertrechos y alimentos a los países en lucha eran arriesgados a una sola jugada sobre los tapetes verdes del Casino. Y esta riqueza contribuyó también a la rápida expansión urbanística de la ciudad. En este contexto nació la Sociedad de Caza y Pesca.

Año 1922. El trío ganador de un concurso de pesca de la Sociedad «Caza y Pesca». De izquierda a derecha: Sr. ortiz de Urbina, con una andeja de 20 kilos; Sr. Navarro (padre del boxeador Kid Zanahoria), andeja de 12 kilos; y un veraneante alicantino cuyo nombre no nos ha llegado, mostrando su andeja de 15 kilos. Comparando el tamaño de estas piezas sacadas desde las rocas de la Zurriola, con las que se obtienen en los concursos de hoy en día, nos damos cuenta de la pérdida irreparable que ha sufrido el Cantábrico
Año 1922. El trío ganador de un concurso de pesca de la Sociedad «Caza y Pesca». De izquierda a derecha: Sr. ortiz de Urbina, con una andeja de 20 kilos; Sr. Navarro (padre del boxeador Kid Zanahoria), andeja de 12 kilos; y un veraneante alicantino cuyo nombre no nos ha llegado, mostrando su andeja de 15 kilos. Comparando el tamaño de estas piezas sacadas desde las rocas de la Zurriola, con las que se obtienen en los concursos de hoy en día, nos damos cuenta de la pérdida irreparable que ha sufrido el Cantábrico
Sus objetivos vienen señalados claramente en el nombre: la caza y la pesca. La sociedad la formaron un grupo de aficionados a estos deportes. Para sede buscaron un local cercano a la costa, de forma que pudieran guardar en él sus útiles de pesca. Y lo encontraron en el naciente paseo de la Zurriola, frente al solar donde se iniciaba la construcción del nuevo casino del Kursal, inaugurado cuatro años más tarde, en 1923.

El historial de la Sociedad recoge los concursos anuales de pesca, desarrollados en el litoral que va desde la desembocadura del Urumea y Mompás. Concursos abundantes en capturas pues entonces el Cantábrico era un mar rico. La foto que ilustra esta página es prueba evidente de ello.

Actualmente, Caza y Pesca limita sus actividades a servir de lugar de encuentro de sus socios, con salidas montañeras y en busca de setas y hongos, además de la pesca. Las mujeres acceden al local con total libertad y pueden ser socias de pleno derecho.

Si crees que la información aquí mostrada no es correcta, que sobran o faltan datos, no dudes en comunicárnoslo haciendo clic aquí.

Patrocinan:
Casa de las Labores
ICAN Navarra
Leche Gurea de Kaiku
Cafés Aitona