Inicio Sociedades Gastronómicas

Kresala

Kresala

Es ésta una Asociación de carácter cultural y festivo, con un espacio gastronómico como lugar de encuentro para todos. Procede de la Asociación Religioso-Cultural del mismo nombre, que funcionaba en la parroquia de San Vicente.

Las actividades de Kresala han sido y son muchas. Al año de fundación, se puso en marcha Kresala Euskal Dantza Taldea, grupo de baile de alta calidad técnica que dirigió Gene Yurre y que a lo largo de casi cuarenta años ofreció sus espectáculos por todo el mundo. Pero, además, sus dantzariak estaban omnipresentes en la vida social donostiarra: bodas, celebraciones, en la entrada del Festival de Cine, etc. Con base en el grupo de danzas, Kresala recuperó fiestas perdidas como "Iñudes y artzaias", y en el Carnaval formó inolvidables comparsas que ganaron en varias ocasiones el Gran Premio.

Fue su Tamborrada la que por vez primera (año 1980) incorporó mujeres tocando el tambor y el barril. Con ello se rompía una tradición secular. Hasta entonces solo podían ser cantineras. Pero no pasó nada. La gente aceptó la nueva fórmula mixta, que fue seguida por otras muchas tamborradas a partir de entonces.

Con su grupo coral, Kresala mantiene su línea de defensa de la cultura euskaldun y sale cantando en las tradicionales fiestas de Santageda, Gabon-Gau y Caldereros.

Kresala, gracias al esfuerzo de un grupo de forofos del cine como Juan Berasategui o Fernando Miquelajauregui viene ofreciendo desde hace veinticinco años filmes de interés minoritario pero de calidad, a los que indefectiblemente sigue un coloquio. Es el entrañable Cine Club Kresala de los lunes, en la Sala Kutxa. También mantiene la Sociedad un activo grupo de Montaña.

La Sociedad gastronómica fue totalmente renovada en 2001. A ella pueden acceder los más de 500 asociados de Kresala, (las mujeres sin restricción alguna, incluso a la cocina) Una "Comisión de Comedor" se ocupa de las reservas y de su buen funcionamiento.

Kresala sobrevivió a las agresiones de fuera y a las escisiones en su propio seno. Hoy es una asociación ejemplar con una presencia permanente en la vida cultural y festiva donostiarra. Y que cumple a tope con el precepto básico de toda ética: hacer un poco más feliz al prójimo.

Si crees que la información aquí mostrada no es correcta, que sobran o faltan datos, no dudes en comunicárnoslo haciendo clic aquí.

Patrocinan:
Cafés Aitona
ICAN Navarra
Casa de las Labores
Leche Gurea de Kaiku