Inicio Sociedades Gastronómicas

Ollagorra

Sociedad Recreativa, Gastronómica, Cultural y Deportiva "Ollagorra"

Ollagorra surgió del seno de Unión Artesana, cuando esta Sociedad tenía su domicilio en la plazuela de Lasala. Un grupo de socios aficionados a la caza obtuvo permiso de la directiva para ocupar el salón que daba sobre el Muelle. En 1906, Fermín Machimbarrena dio personalidad jurídica a aquella Peña de cazadores que presidía fundando Ollagorra. Vemos una vez más, que el interés compartido por un tema está en el origen de bastantes Sociedades.

En aquel principio de siglo, San Sebastián estaba sumido en una dinámica imparable de progreso y enriquecimiento equilibrado. Variados factores habían contribuido a ello: el comercio que canalizaba el puerto, la operatividad del ferrocarril, la industria periférica, la repatriación de capitales desde las ex colonias, etc.

Ollagorra y Gaztelupe zanjaron oficialmente la disputa que provocara su escisión en 1916. Carloto García, presidente de Ollagorra, entrega un cuadro a Juan Miguel Iraola, de Gaztelupe
Ollagorra y Gaztelupe zanjaron oficialmente la disputa que provocara su escisión en 1916. Carloto García, presidente de Ollagorra, entrega un cuadro a Juan Miguel Iraola, de Gaztelupe
La falta de espacio en la primitiva sede social obligó a buscar un nuevo emplazamiento. El 22 de mayo de 1910 se trasladó a la Subida al Castillo, tras festejar en el Muelle la festividad de Santa Rita y Santa Quiteria. Se acomodaron en uno de los edificios más antiguos de la ciudad, salvado del incendio de 1813.

Como las restantes Sociedades asomadas al Muelle, Ollagorra tenía un reducido número de socios pero muchísimos usuarios. La proximidad del puerto, en aquellos tiempos y posteriormente con una actividad frenética, suponía la entrada masiva de trabajadores y arrantzales a la hora del amaiketako.

En 1916, un grupo de socios discrepantes inaugura Gaztelupe.

Fermín Machimbarrena, el fundador, seguiría de presidente de Ollagorra hasta 1922. Durante su mandato marcó la línea de actuación que la Sociedad ha tenido a lo largo de su historia. Además de ofrecer recreo y diversión a sus socios, Ollagorra se ha involucrado en diversas iniciativas ciudadanas. La caza, el remo, las actividades festivas y la música, han estado entre sus objetivos.

Ollagorra goza de forma especial con el mundo de los músicos. Secundino Esnaola, Pablo Sorozabal, Isidro Ansorena o Jose Antonio Alfaro son algunos nombres, protagonistas como socios y a la vez componiendo melodías en honor de la Sociedad que les ofrecía el placer de las pequeñas cosas, por ejemplo la conversación con el grupo escogido de amigos y la gastronomía exquisita.

En la década de 1970, Ollagorra homenajea a una larga lista de ciudadanos, destacados en el deporte, las ciencias, las artes, la economía o la vida social. Los homenajes eran una forma más de abrirse al mundo.

En 1981 salió por vez primera la Tamborrada. Un aspecto significativo y espectacular de ella es la "Bajada de Tambores", iniciada desde la Batería de las Damas, en Urgull.

Algunos rasgos de los últimos años de Ollagorra son su participación creciente en la vida social donostiarra, las mejoras constantes en el local, una gestión económica eficaz y el aumento en el número de socios.

Ollagorra cumplió su Centenario en el año 2006. La directiva que preside el eficaz Carlos García Caballero "Carloto" lo celebró preparando variadas actividades. Entre ellas la edición de un libro que narra con más detalle lo que aquí hemos explicado.

Si crees que la información aquí mostrada no es correcta, que sobran o faltan datos, no dudes en comunicárnoslo haciendo clic aquí.

Patrocinan:
Casa de las Labores
Cafés Aitona
Leche Gurea de Kaiku
ICAN Navarra